jueves, 30 de mayo de 2013

El ¿retorno? de Aznar

Ampollas ha levantado la entrevista al expresidente del Gobierno, José María Aznar, el pasado martes 21 en Antena 3. Y lo mas curioso es que las ha levantado sobre todo en el seno de su propio partido, el Partido Popular, que desde hace ya tiempo, día sí, día también, se encuentra con quebraderos de cabeza.

Critica Aznar la política de Mariano Rajoy en varios puntos: primero, al dejar claro que ambos sólo se han reunido una vez desde que el Partido Popular llegó al Gobierno; segundo, porque afirma que no se ve un proyecto político claro en el rumbo del Gobierno y que al votante del PP le gustaría verlo, en alusión al incumplimiento del programa electoral con el que el partido ganó las últimas elecciones generales; tercero porque dejó claro que hay que bajar los impuestos a la clase media y no subirlos como se ha hecho; y cuarto, porque dejó abierta su vuelta a la política activa, lo que puede dar lugar a debates internos y tensiones en el partido. Destacable este último punto ya que cuando era presidente, Aznar se había comprometido a no permanecer en el cargo más de 8 años (2 legislaturas) cumpliendo su promesa al no presentarse a las elecciones generales de 2004. 

Entre sus logros se encuentra cumplir con los criterios de Maastrich para la entrada de España en el euro y dejar al país antes de abandonar el Gobierno, con un crecimiento del 3%, un 15.5% de paro y una inflación del 2,7%. La clave del éxito fue la siguiente: reducción de la deuda pública privatizando empresas públicas (Telefónica, Endesa, Repsol, Gas Natural, Aceralia, Argentaria, Tabacalera...) y contención del gasto: congelación de salarios, etc. Por otro lado, se aprueba la Ley 6/1998 que favorece la liberación del suelo y que supuso el crecimiento del parquet inmobiliario a un ritmo del 5% anual, lo que llevó a un rápido descenso del desempleo. 

Esto llevó a que en 2003 en España se construyera el doble que en Francia o Alemania, y a que desde 1996 a 2004 el precio de la vivienda pasase a costar más del doble, teniendose las familias que endeudar muchísimo para comprar una casa. La propia Administración Pública se vuelca en la construcción de edificios tales como polideportivos o auditorios mientras que los bancos promueven el auge de la construcción dando créditos casi a cualquiera. Sin embargo, esta burbuja inmobiliaria se rompe en 2008 y desde entonces el país no levanta cabeza.

En época de bonanza, el Gobierno de Aznar redujo el desempleo a través de un modelo ficticio de crecimiento basado en puestos de trabajo de baja cualificación, lo que también promovió el abandono escolar de muchos estudiantes que veían en la construcción una manera rápida de conseguir trabajo y dinero. Ese "pan para hoy" (ayer) se ha convertido en hambre para mañana (hoy). Pero el propio Aznar nunca ha reconocido responsabilidad alguna de su política en el auge de la burbuja inmobiliaria, echándole el muerto en exclusiva al Gobierno socialista posterior. 

No deja de ser curioso que el mismo día que se producía la entrevista al expresidente del Gobierno, otro expresidente, Felipe González, se reuniera con Mariano Rajoy en la Moncloa. Ni deja de ser curioso que Zapatero, hace unos días, declarara que jamás hablaría mal de Rajoy. Parece que los expresidentes socialistas se solidarizan más con Mariano Rajoy que el propio expresidente Aznar, lo que no deja de llamar la atención cuando fue el propio Aznar el que decidió que su sucesor como candidato a la presidencia del Gobierno fuera Mariano Rajoy. 

Seguro que cuando declaró aquello de: "cumpliré con mi responsabilidad, mi conciencia, mi partido y mi país", no pensaba en todas las personas formadas que se han tenido que ir de este país al extranjero a trabajar, o que trabajan en este país en trabajos que requieren menor cualificación de la que poseen, o en aquellos que en su día no se formaron mejor por meterse a trabajar en el espejismo de la construcción de la que él es corresponsable. Seguramente, sólo pensaba en su ego. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Reconocer errores y con un buen examen de conciencia, reconducir las políticas empleadas hasta ahora sería de sabios... Artículos como éste podrían hacer recapacitar a quienes tienen en sus manos evitar que las personas preparadas de España se vean obligadas a "emigrar" a otros países con sus conocimientos. Muy buena su exposición ¡Le felicito!

Jose Leal dijo...

Muy buen análisis!
Y muy buena estrategia de este astuto zorro... después de montar todo un sistema de crecimiento económico poco duradero alrededor de la construcción, y de 'rellenar' las arcas públicas reduciendo la deuda a costa de la privatización masiva, acciones ambas que beneficiaron no sólo a él sino a varios de sus secuaces (Trillo en Telefónica y Rato forrado con Bankia), lo único que necesitaba era un chivo expiatorio...
Y le ha salido bien, porque el ansia de Rajoy de llegar a la presidencia a toda costa le ha valido para que en la situación en la que estamos no tengamos en cuenta que fue creada en parte por sus politicas, y encima tenemos a Rajoy para echarle todas las culpas.
Si que estaría bien, como dicen en su partido, que cada palo aguante su vela.