viernes, 15 de noviembre de 2013

Ana Botella: peor imposible

Anoche veía a "Los Chunguitos" imitar a Azúcar Moreno en Antena 3, subidos en unos tacones que les hacían tropezar a cada paso. Pensaba que era imposible tropezar tanto en tan poco tiempo, pero pronto me di cuenta de que sí era posible, porque si hay alguien en este país a quien se le dé bien tropezar, esa es la alcaldesa de Madrid: Ana Botella.

Basuras: Resulta que la ciudad de Madrid lleva más de una semana sufriendo una huelga de empleados de la limpieza de basuras, porque en las empresas que hacen este servicio para el Ayuntamiento se va a producir un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que prevé despedir a 1.000 trabajadores y bajarle el sueldo al resto. Ana Botella, argumentando que ese problema no es del Ayuntamiento sino de las empresas concesionarias con sus trabajadores, afirma que no puede intervenir en el conflicto y tarda 4 días en reunirse con ellos. 

Tanto para la oposición como para algunos miembros de su propio partido, la postura de la alcaldesa debería ser más firme. Muchos la tachan de incompetente y califican su gestión de desastrosa, no sólo por la imagen que se da de Madrid al mundo, sino porque dicha imagen afecta también a la imagen de España y a la del propio Partido Popular. Por lo pronto la prensa internacional ya se ha hecho eco de este asunto, con titulares tales como "un caos apestoso" (The Financial Times); "capital de los residuos" (Frankfurter Allgemeine Zeitung); "la basura se acumula en Madrid" (Wall Street Journal); "Madrid inundado de basura" (Le Monde). Las críticas se centran en la mala gestión del conflicto y en los recortes en los presupuestos del Ayuntamiento, con una alcaldesa al frente que no está a la altura para presionar y llegar a un acuerdo. Y mientras, la ciudad al borde de la emergencia sanitaria. ¿Tendrá que limpiar la basura el ejército?

Tragedia en Madrid: 1 de noviembre de 2012: durante una fiesta en el pabellón Madrid Arena, propiedad del Ayuntamiento de Madrid, se produce una avalancha de personas cuyo resultado son 5 chicas muertas por aplastamiento. Con el paso de los días salen a la luz diversas irregularidades: 
  • Exceso de aforo: la empresa organizadora (Diviertt) había pagado una tasa para organizar una fiesta de 5.000 personas, pero había vendido al menos 16.000 entradas.
  • Ni Ayuntamiento ni Diviertt avisaron al Samur ni a los bomberos de que se iba a celebrar esta fiesta, por lo que no había servicios sanitarios preparados y los que existían en el pabellón eran insuficientes.
  • El Ayuntamiento destinó 12 agentes de policía para una fiesta de esta magnitud.
  • El Ayuntamiento alquila el pabellón a Diviertt a pesar de que la Ley de Contratos Públicos lo impide, porque Diviertt tenía deudas con la Seguridad Social.
A las pocas horas de producirse este suceso, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, viajó a Portugal con su familia para pasar unos días en un spa de lujo: Penha Longa Hotel Golf Resort. La excusa: "lo tenía planeado desde hace tiempo". Y tan ancha se quedó.

Juegos Olímpicos: el fracaso de la candidatura olímpica de Madrid 2020 no se puede achacar a Ana Botella, pero lo cierto es que conseguir los Juegos para la ciudad hubiera supuesto un logro en el que apoyarse para presentarse a las elecciones municipales de 2015. Regresar a España con las manos vacías tras todo el dinero invertido en la candidatura y la penosa imagen dada en las ruedas de prensa anteriores a la decisión del Comité Olímpico Internacional son una mancha más en su torcida carrera política. Porque si te preguntan en inglés por el paro en tu país, no puedes responder que tienes el 90% de las infraestructuras hechas (aunque luego dijo el 80%, no se aclaraba ni en esto). Eso sí, para la presentación final estudió a conciencia haciendo gala, en una sobreactuada exposición, de un inglés propio de las películas de Alfredo Landa, llegando a la cumbre de la excelencia con su célebre frase: "a relaxing cup of café con leche". 

Pero no es la única frase que nos deja para el recuerdo, ya que la esposa del expresidente del Gobierno, José María Aznar, la reina de las peras y las manzanas (en alusión al matrimonio homosexual), ha dicho que la excesiva polución de Madrid "no es nociva para la salud de los ciudadanos"; que la Cenicienta es un ejemplo por los valores que representa ya que "recibe los malos tratos sin rechistar", buscando "consuelo en el recuerdo de su madre"; o que los mendigos son "una dificultad añadida a la limpieza de las calles". 

En el Partido Popular tienen claro que no será la candidata a la alcaldía de Madrid en 2015, vistos los sondeos que manejan desde dentro, en los que sale peor parada que otros aspirantes como Esperanza Aguirre. Aunque la verdad es que Ana Botella jamás debió ser alcaldesa de Madrid, porque nunca fue elegida por los ciudadanos. Ha sido una alcaldesa de rebote que logró el lugar que hoy ostenta gracias a que el verdadero ganador de las elecciones municipales de 2011, Alberto Ruiz Gallardón, dejó su puesto de alcalde a los 7 meses de ser reelegido para poder ser Ministro de Justicia. De esta forma, Ana Botella, número 2 de la lista del PP, pasó a ser la (peor) alcaldesa de Madrid en toda su historia. 

1 comentario:

Jose Leal dijo...

Excelente resumen. Esta es sólo una pequeña muestra de la desvergüenza que gobierna este país. La vergüenza es que tengamos que aguantarla... Ojalá pudiéramos hacer algo para cambiarlo, en lugar de esperar tácitamente hasta las próximas elecciones y ceder el poder a otro sinvergüenza incompetente.