lunes, 13 de enero de 2014

Imputada

La Infanta Cristina, hija del Rey Juan Carlos, ha sido imputada por el Juez José Castro por los supuestos delitos de blanqueo de capitales y fraude fiscal. Se trata de la segunda vez que se imputa a la Infanta. si bien la primera vez se suspendió su imputación por resolución de la Audiencia Provincial de Palma.

Según el auto del juez, Doña Cristina era el centro de un sistema para defraudar a Hacienda de forma reiterada, siendo consciente de las irregularidades que se cometían. Cargaba gastos personales a Aizoon, pagando con ello menos IRPF y gracias a su condición de hija del Rey la trama se aseguraba tener un escudo fiscal ante una inspección. De esta manera, se conseguía desviar dinero público al bolsillo del matrimonio formado por ella e Iñaki Urdangarín.


A pesar de que la defensa de la Infanta anunció que recurriría la imputación, finalmente han decidido no hacerlo, ya que la mala imagen que arrastra la Casa Real en los últimos tiempos se vería aún mas dañada de resultar suspendida su imputación por segunda vez. Hace ya tiempo que la Monarquía mide el impacto que tienen sus actos en la opinión pública tras su pérdida de respaldo y popularidad.

No ha sido fácil el camino recorrido por el juez José Castro en este caso: según el diario El Mundo, el acoso por el que ha tenido que pasar ha incluido el sellado de la puerta de su casa con silicona, excrementos en la entrada, las ruedas de su coche pinchadas y según la revista Interviú, seguimientos por parte del Centro Nacional de Inteligencia. Se encontró también en contra a la Abogacía del Estado, a la Agencia Tributaria y a la Fiscalía, hecho este último lamentado por Martín Pallín entre otros (ex fiscal y magistrado emérito del Tribunal Supremo), que no comprende que la Fiscalía haga una defensa regia de la Casa Real.

Veremos qué dice la justicia cuando llegue el momento aunque ya sabemos que ésta no existe con mayúscula ni es igual para todos, pero en medio de tanto desprestigio institucional, esta imputación supone un rayo de luz sobre la oscuridad que invade el funcionamiento de las instituciones de nuestro país y nos hace a todos un poquito mas iguales. Porque pocos dudan de que de no apellidarse Borbón, hace tiempo que la imputación se hubiese producido.


No hay comentarios: