viernes, 21 de marzo de 2014

Democracia y política

En unos años en los que la democracia en España ha perdido bastante credibilidad, con un deterioro claro de las condiciones de vida de la gente, pérdida de confianza en las instituciones (políticos, justicia, monarquía…), falta de transparencia, incumplimiento de promesas electorales, corrupción, percepción de impunidad, etc., resulta cuando menos justo, más allá de ideales políticos o preferencias ideológicas, mencionar a una organización que desde su fundación en el año 2007 y desde dentro de la política, intenta regenerarla, no solo con palabras, sino con hechos. Hablamos de Unión, Progreso y Democracia (UPyD).

En junio de 2012 UPyD presenta una querella en la Audiencia Nacional contra los consejeros de Bankia, siendo admitida a trámite un mes después. Tanto el  PP como el PSOE se habían negado a investigar lo sucedido, al igual que hizo la Fiscalía. La denuncia se presenta por los delitos de estafa, falsificación de cuentas anuales, apropiación indebida, administración fraudulenta y maquinación para alterar el precio de las cosas.

En diciembre de ese mismo año, UPyD presenta denuncia a los consejeros de Banca Cívica S.A. y Caixabank S.A. por los delitos de estafa, apropiación indebida, falsificación de cuentas anuales, administración fraudulenta o desleal, maquinación para alterar el precio de las cosas, y falsedad en la información económico financiera.

En abril de 2013, presentan una nueva denuncia, esta vez por las preferentes, a Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid, Bancaja, Bankia, al ex gobernador del Banco de España y al ex presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, entre otros. Los presuntos delitos: estafa, estafa de inversores, apropiación indebida, administración fraudulenta o desleal y maquinación para alterar el precio de las cosas.

En septiembre de 2013, presentan ante la Fiscalía Anticorrupción denuncia contra UGT y la Junta de Andalucía por falsedad documental al considerar que se produce un fraude en las subvenciones de la Unión Europea además de delitos contra la Administración Pública.

También han presentado denuncias contra el nombramiento del Consejo de Seguridad Nuclear, órgano que por ley debe ser independiente del Gobierno y para el que han sido nombradas cuatro personas con perfiles políticos (una ex ministra del PSOE, un ex secretario de Estado del PP, un ex diputado del PSOE y otro del PP), y contra el reparto político del Consejo General del Poder Judicial, admitida a trámite por el Tribunal Supremo. Y éstas son sólo algunas de las denuncias, no todas.

En las elecciones de 2008, UPyD obtuvo 306.079 votos, lo que se traducía en 1 diputado. Actualmente UPyD cuenta con 5 diputados en el Congreso, gracias a 1.140.242 votos cosechados en 2011. Otros partidos como CiU, con menos votos (1.014.263), tienen más del triple (16 diputados)… Cosas de la ley electoral de España, que también debería ponerse al día si se pretende que la ciudadanía de este país, empiece a retomar la confianza en la política, en las instituciones y en definitiva, en la democracia. 



Ayer, 20 de marzo, el portavoz adjunto de UPyD en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Berenguer, amanecía con el sobresalto de dos disparos realizados con una escopeta de perdigones que impactaron en la ventana de su casa. Hoy mismo, la líder de este partido político, Rosa Díez, declaraba en los tribunales de Sabadell en un juicio contra 5 jóvenes imputados por incidentes violentos que boicotearon una conferencia suya en 2010 en la Universitat Autònoma de Barcelona. Aunque mucha gente le da más importancia al hecho de que Toni Cantó, diputado de UPyD por Valencia y actor de profesión, tenga escenas desnudo en su última película ("La Partida"). Y es que, según sus propias palabras, en este país "puede escandalizar más que un diputado enseñe el culo a que un diputado robe o cobre en dinero negro".


No hay comentarios: