viernes, 26 de septiembre de 2014

Yo defraudo, tú defraudas...

Las notificaciones de Hacienda nunca auguran nada bueno. Menos aún, cuando llegan fuera de temporada, es decir, tras el periodo establecido para hacer y presentar la declaración de la renta (IRPF). Si aún no has vivido esa experiencia eres afortunado/a. 

No pueden decir lo mismo los protagonistas del post de hoy: conocidos y famosos a los que el fisco les ha pillado tras revisar sus declaraciones. Y es que desde hace unos años el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas está hilando muy fino para recaudar y dar ejemplo al ciudadano a través de  sanciones a personas populares que de una u otra manera han intentado esquivar el pago de impuestos. 


  • Montserrat Caballé (cantante): la Agencia Tributaria le reclamó 500.000 €
  • Ana Torroja (cantante): tuvo que hacer frente a 1.500.000 € defraudados entre 2003 y 2007
  • Isabel Pantoja (cantante): condenada a pagar 1.147.000 € por blanqueo de capitales
  • Sergi Arola (cocinero): su bodega fue precintada por deberle al fisco 148.000 €
  • Luis Figo (futbolista): 2.500.000 € por el IRPF de 2006, 2007 y 2008
  • Iker Casillas (futbolista): paga 2.000.000 € después de una inspección fiscal
  • Leo Messi (futbolista): en 2014 ha pagado 57.000.000 € para ponerse al día con Hacienda
  • Jorge Javier Vázquez (presentador tv): por sus rentas de 2005 a 2007 se le reclamaron 800.000 €
  • Iñaki Urdangarín (ex jugador balonmano): defraudó 240.000 € entre 2007 y 2008
  • Arantxa Sánchez Vicario (ex tenista): condenada a pagar 3.500.000 €. No residía en Andorra
  • Belen Estéban (¿?): se le reclamaron 300.000 € por el IRPF de 2006, 2007 y 2008.
Otros famosos han fijado su residencia en el extranjero sin tener hasta el momento problemas legales como el piloto de Fórmula 1 Fernando Alonso, que la tuvo en Suiza hasta hace unos años, o los casos del ex tenista Carlos Moya y el piloto de motociclismo Jorge Lorenzo, ambos con residencia en Andorra. 

Algunos lo llaman justicia, otros caza de brujas. La frase tan manida de que Hacienda somos todos es cierta y el fraude nos perjudica como sociedad en su conjunto. La justicia es la que siempre debe tener la última palabra y si has ganado más, deberías pagar más. Pero la reflexión es la siguiente: ¿cuántos políticos hay en la lista? ¿por qué se investiga a personas del mundo de la televisión, el deporte, la cultura y el espectáculo para dar ejemplo, pero no se investigan las cuentas de los políticos?. Eso sí sería ejemplar. 


No hay comentarios: