viernes, 31 de octubre de 2014

Podredumbre

Vivimos en un país acostumbrado a todo, en el que la picaresca es la seña de identidad, así como la corrupción es innata al poder político y los enchufes la mejor carta de presentación, por encima de cualquier currículum. Un país donde molesta más ver perder a tu equipo de fútbol que los continuos apretones de cinturón impuestos desde arriba.
 
En nuestro país, hemos asistido en los últimos años a diferentes tramas corruptas. En Andalucía, se acusa a cargos de la Junta, del PSOE y a sindicalistas de subvencionar y / o recibir dinero por prejubilaciones fraudulentas. Millones de euros destinados a pagar jubilaciones a personas que nunca habían trabajado en la empresa que los jubilaba, así como a empresas que no presentaban ningún Expediente de Regulación de Empleo (ERE), además del pago de comisiones. (Caso de los ERE)
 
Posteriormente nos enteramos que un tal Francisco Correa sobornaba supuestamente a cargos políticos del Partido Popular con dinero y regalos para posteriormente chantajearles y así conseguir que a sus empresas se le adjudicaran contratos. En esta trama se ven implicadas principalmente las comunidades de Madrid y Valencia. (Caso Gürtel)
 
En el Ayuntamiento de Madrid se detuvo en su día a más de 30 personas entre funcionarios y técnicos municipales, acusados de cohecho, tráfico de influencias y prevaricación. Al parecer, cobraban comisiones por agilizar o retrasar licencias de apertura de locales en Madrid. A cambio de unos 20.000 euros por gestión, los trámites podían durar sólo 5 días en vez de 2 años. (Caso Guateque)
 
Bajando hasta Marbella encontramos la mayor trama urbanística ilegal descubierta hasta la fecha en España. Aquí caen alcaldes, concejales, funcionarios, empresarios y abogados por cohecho, prevaricación, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias y maquinación para alterar el precio de las cosas. Al parecer el dinero negro pasaba de mano en mano hasta en bolsas de basura. (Caso Malaya)
 
¿Y el Instituto Noos? Esa entidad sin ánimo de lucro que logró contratos millonarios con dos gobiernos autonómicos y desvió parte del dinero público recibido a empresas privadas, algunas propiedad de Iñaki Urdangarín y la Infanta Cristina, salpicando a la Casa Real... (Caso Noos)
 
En Cataluña, al norte, descubrimos recientemente que el padre del nacionalismo catalán, Jordi Pujol, y presidente de la Generalitat de Catalunya durante 23 años, posee cuentas en paraísos fiscales desde hace más de 30 años, algo que negó en el pasado. Supuestamente la fortuna que posee en países como Andorra o Suiza, es fruto de una herencia, aunque se investiga si procede de "mordidas" del 3 y el 4% cobradas a cambio de adjudicaciones de contratos que hacía la Generalitat. En esta trama también están siendo investigados varios de sus hijos.
 
Viajamos ahora a Extremadura, donde su presidente (del Partido Popular), siendo Senador, viajó hasta en 32 ocasiones a la isla de Tenerife a visitar a una amiga (parece que con derechos) pagando esos viajes el Senado. Él defiende que eran viajes de trabajo, aunque no ha podido justificar dichos viajes, siendo su versión negada por personas de su propio partido en las islas Canarias.
 
Todos conocemos al ex tesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, que empezó a tirar de la manta cuando a raíz de ver la luz la contabilidad b del PP, que mostraba como dirigentes del partido cobraban partidas en negro, sus propios compañeros le dieron la espalda. En enero de 2013, Mariano Rajoy, Presidente del Gobierno, declaraba no recordar cuándo fue la última vez que había hablado con él, cuando 7 días antes le había escrito un SMS diciendo: "Luis, lo entiendo. Sé fuerte".
 
De norte a sur, de este a oeste, de derecha a izquierda, de lo nacional a lo local, pasando por lo regional. Todo, en este país, apesta a podredumbre.
 
 

No hay comentarios: