jueves, 23 de octubre de 2014

El pequeño Nicolás

Francisco Nicolás: 20 años. Estudiante de Derecho, de padre repartidor y madre auxiliar administrativa. Simpatiza con el Partido Popular y con la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) fundada por el expresidente del Gobierno José María Aznar.

Francisco Nicolás: 20 años. En su álbum de fotos personal aparece con un ex secretario general de UGT de Madrid; el presidente de la patronal empresarial madrileña; un ex secretario general de UGT; el presidente de la CEOE; un ex presidente del Gobierno; la alcaldesa de Madrid; un ex consejero de Red Eléctrica; un expresidente de Bankia; el presidente de una constructora; la presidenta del PP de Madrid; un magistrado de la Audiencia Nacional; un ex secretario general de la Casa del Rey y un secretario de Estado de Comercio, entre otras personas de poder (televisivos, futbolistas, ex presidente de honor del Real Madrid…) Presente en el palco del Real Madrid, en reuniones de empresarios del IBEX-35 y en la ceremonia de coronación del Rey Felipe VI. 

Francisco Nicolás: 20 años. Empadronado en un lujoso chalet de Madrid cuyo alquiler tiene un coste de 5.000 euros mensuales, que corre a cargo de una empresa constructora para la que supuestamente consigue contratos e inversiones (fuente: Elconfidencial.com). Acusado de hacerse pasar por dirigente del PP, representante de la Moncloa y de Vicepresidencia del Gobierno, de las direcciones generales de la Policía y la Guardia Civil. Acusado de falsificar informes del Centro Nacional de Inteligencia y de hacerse pasar por miembro de éste. Acusado de estafa, de prometer inversiones y operaciones inmobiliarias gracias a sus supuestas buenas relaciones con el poder. Acusado de usurpación de funciones públicas. 

Francisco Nicolás: 20 años. Delirios megalómanos: supuesto trastorno de la personalidad de carácter narcisista. Necesidad de admiración y demostración de poder y riqueza. Incómodo ante posiciones subordinadas. 

Francisco Nicolás: 20 años. En el arte del engaño y la estafa, ¡qué buenos maestros has tenido!



No hay comentarios: