miércoles, 28 de enero de 2015

Gran Hermano VIP

Gran Hermano comenzó a emitirse en España hace 15 años y por increíble que parezca, continúa con buena salud, siendo el reality con más ediciones en nuestro país: 18 (15 normales más 3 VIP´s).

De la mano de Telecinco y con Merceles Milá de maestra de ceremonias, su primera edición causó una enorme polémica. Quizá por ello la cadena trató de explicar en su momento que se trataba de un experimento sociológico de gran interés, ya que la vida en la casa, grabada durante 24 horas, permitía estudiar los procesos de socialización que se producen en cada uno de nosotros cada día sin darnos cuenta. La formación de grupos, los procesos de liderazgo o el proceso de enculturación (donde los valores de los diferentes grupos sociales presentes en la casa se entremezclan y asimilan o se critican) son sólo algunos de estos procesos.

Si bien todo lo anterior es cierto, no lo es menos el hecho de que lejos queda ya, después de tantas ediciones, el supuesto carácter sociológico del programa. Gran Hermano ya no es novedoso, por lo que para atraer y mantener su audiencia han hecho falta nuevos ingredientes, resumidos en uno: discusiones. No olvidemos que hablamos de una cadena privada donde los éxitos se miden en share (porcentaje de personas que, viendo la televisión en ese momento, están viendo en concreto ese programa y no otro), y de una cadena que es capaz de cualquier cosa por él. 

Según publica Elisabeth López, autora del libro Gran Hermano y ahora…¿qué?, el éxito del programa reside en que al individuo le gusta huir de la propia realidad y criticar al otro; integrarse socialmente a través de temas de conversación no personales; tener un punto de desahogo de tensiones y agresividad;  o romper la soledad introduciendo vidas virtuales en casa. El programa también bebe de la retroalimentación de la cadena, porque en la mayoría de sus espacios se habla de él: en Ana Rosa por las mañanas, en Sálvame por las tardes, en Hable con Ellas por las noches y en El Debate el domingo, además de la propia gala del jueves. Y es que este fenómeno posee todos los ingredientes para tener éxito: estrategia, sexo, amistad y conflicto. 

Actualmente se encuentra en emisión la tercera edición de su versión VIP, que como su nombre indica, incluye a grandes e ilustres personajes de la sociedad española: el hijo de una cantante, la ex de un torero, un brujo - pitonisa, una ex concejala que un día se masturbó, un ex concursante de otro programa que buscaba pareja desnudo… El nivel de inglés es tan pobre en esta tierra que ni en Telecinco parecen saber lo que significan las siglas VIP (Very Important Person - persona muy importante-).  No ponemos en duda que sean personajes que generen interés, tras conocer los resultados de audiencia, pero como decía uno de ellos al ser expulsado del concurso: "¿qué han hecho Kiko o  Belén Esteban en la vida para que yo tenga que admirarles?". Se podrá decir más alto, pero no mas claro. Aunque lo peor, son las cantidades indecentes de dinero que según publican algunos medios, se llevan a casa estos personajes por el mero hecho de participar. Todo un despropósito.


No hay comentarios: