miércoles, 3 de junio de 2015

Internet: injurias y calumnias

A raíz de las pasadas elecciones municipales, una página web, autodenominada como "progresista" y nacida en 2009, sirvió de conducto para que algunas personas de San Andrés y Sauces dejaran constancia de su "valentía", proporcionada por el anonimato que otorga internet, para verter todo tipo de comentarios injuriosos sobre algunas personas que formaban parte de varias listas electorales, especialmente de la lista de candidatos que presentaba Coalición Canaria. Muchas de tales afirmaciones, afortunadamente, ya han sido eliminadas por el administrador de ese portal, a buen seguro conocedor de la presumible denuncia que alguno de los afectados manifestaba públicamente iba a emprender contra quienes vertían suciedad sobre su persona y su familia.

El artículo 205 del Código Penal define la calumnia como la imputación de un delito hecha con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad. Por su parte, el artículo 208 define la injuria como la acción o expresión que lesiona la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación. Las condenas por estos hechos van desde los seis meses a dos años de prisión hasta multas por el mismo periodo de tiempo, según el caso.

Pero, ¿qué responsabilidad tienen los webmasters, administradores y gestores de foros y webs de las opiniones y comentarios que escriben sus lectores?

La jurisprudencia en principio es clara al respecto: los contenidos difamatorios, falsos, perniciosos o que puedan atentar contra las personas son, desde el punto de vista legal, responsabilidad del internauta que los escribe, es decir, del autor de las afirmaciones. Si la página web dispone de un aviso legal que informe sobre qué contenido puede y no puede publicarse en sus comentarios, el webmaster no será en ningún caso responsable. El aviso podría ajustarse a este modelo:

Normas de participación:
-Los responsables de las opiniones son sus autores, NO iniciativaprogresistasaucera.blogspot.com
-Los administradores eliminarán los comentarios considerados ofensivos, discriminatorios, ilegales, alejados del tema o de mal gusto
-La publicación de mensajes es automática / La publicación de mensajes será moderada previamente.

También existe jurisprudencia a favor del webmaster cuando éste vea imposible supervisar todos los comentarios y opiniones, como es el caso de webs con millones de visitas y comentarios (twitter por ejemplo). El internauta que se salte la normativa de la web y decida publicar contenido inapropiado será el único responsable.

Ahora bien, también existe jurisprudencia que ha considerado al webmaster corresponsable sobre determinados comentarios y opiniones vertidos en su web por otras personas, cuando éste ha sido requerido por el afectado a retirar el contenido y no ha accedido a retirarlo, o no ha puesto medios para que no se publicara, o no ha contestado al reclamo. La responsabilidad recaerá en el webmaster cuando éste tenga acceso al contenido publicado, pudiendo supervisarlo y no ejerza esta supervisión, no facilite un contacto al internauta o no acceda a eliminar el presunto contenido inadecuado.

Sirvan de ejemplo algunos de los casos en los que se condenó al webmaster: 
  • Caso Putasgae: la Asociación de Internautas fue condenada a pagarle a la SGAE 36.000 € por poseer webs en las que se vulneró el derecho al honor de la propia SGAE y de su presidente.
  • Caso Alasbarricadas: el portal alasbarricadas.org es condenado a indemnizar con 6.000 € al cantante Ramoncín por comentarios y fotomontajes que vulneran su derecho al honor. 
  • Caso Talavera 3000: 12.000 € a pagar por el administrador del foro Talavera 3000 por comentarios ofensivos hacia un fiscal y el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha. 
Por tanto, si bien es cierto que el autor de los comentarios injuriosos será siempre responsable de tales afirmaciones, caben interpretaciones que podrían hacer también responsable al administrador de la página web donde dichos comentarios se hayan vertido. En ambos casos, será la justicia la que dictamine si además del autor de las injurias y / o calumnias, el administrador de la página tiene o no responsabilidad sobre dichos comentarios; si conociendo los hechos miró hacia otro lado; si actuó como cauce necesario para producirse tales hechos o si incitó o no a que éstos se produjeran, alimentando una polémica absurda con el único fin de bombardear al "enemigo". Fanatismos… 


No hay comentarios: